Tu carrito

El Incienso Artesano Satya Palo Santo se emplea tradicionalmente para limpiar todos tus ambientes y alejar las malas energías. Dejará tu hogar con un delicioso aroma, cargándolos de energías positivas y totalmente limpias. Además, atraerá a tu vida la buena suerte que habías perdido y los pensamientos positivos.

Cada varilla quema entre 30 y 60 minutos.

El paquete contiene entre 12 y 15 varillas de incienso natural dependiendo del grosor de las mismas, ya que están hechas a mano.

Mantener fuera del alcance de los niños y las mascotas.

---

1 PEDIDO = 1 ÁRBOL PLANTADO  ¿que significa?


--

El Incienso Artesano Satya Palo Santo se emplea tradicionalmente para limpiar todos tus ambientes y alejar las malas energías. Dejará tu hogar con un delicioso aroma, cargándolos de energías positivas y totalmente limpias. Además, atraerá a tu vida la buena suerte que habías perdido y los pensamientos positivos.

Este poderoso incienso se encargará de proporcionar una eficaz y exhaustiva purificación a todos tus ambientes. No solo se encargará de ahuyentar las energías negativas de tus espacios, sino que además también acabará con las malas vibraciones y el negativismo que te envuelve y afecta diariamente en tu hogar o negocio.

Beneficios del Incienso Satya Palo Santo

  • Este incienso se emplea para limpiar todos tus ambientes y alejar las malas energías
  • Cargará tus ambientes con energías positivas, limpiándolos con su delicioso aroma
  • Proporcionará una eficaz y exhaustiva purificación a todos tus ambientes, protegiéndote a ti y a los tuyos de todo lo malo que te rodea
  • Conseguirás atraer a tu vida la buena suerte que habías conseguido perder tiempo atrás. Asimismo, lograrás atraer los pensamientos positivos para conseguir sentirte bien contigo y con los demás
  • Acabará con las malas vibraciones y el negativismo que te afecta en tu vida diaria. Te Devolverá el ánimo, la alegría, la ilusión y el optimismo por la vida

 

¿Cómo usar este incienso para limpiar ambientes?

Coge una varilla de este incienso y con una cerilla prende una de sus puntas hasta conseguir que arda. Deja que la llama queme la varilla apenas 10-15 segundos y apágala soplando con suavidad. Después, lo más acertado será que coloques la varilla sobre un porta inciensos, siempre de forma vertical y lejos de corrientes de aire que puedan tirar tu incienso.

Aleja el incienso, tanto cuando esté encendido como apagado, del alcance de niños pequeños y de las mascotas de la casa. Por tu bienestar, no se recomienda en ningún caso respirar directamente el humo, ya que podría ocasionar graves problemas de salud con el tiempo. Para su correcta conservación apuestas solo por lugares secos, frescos y que sean seguros.